Meditación del Amor Benevolente

Meditacion del Amor Benevolente

Meditación del Amor Benevolente

Hay una meditación protectiva que a pesar de que parece muy sencilla es muy poderosa. Consiste en desear las tres cosas más importante para uno mismo y para los demás. Se empieza por uno mismo no por una razón egoísta, sino porque uno no puede dar lo que uno no tiene.

Se repite: que yo esté bien, en paz y feliz. Si uno no está bien, no va a poder estar en paz, porque estará inquieto, intranquilo, nervioso. Y si uno no está en paz difícilmente podrá estar feliz. Por estar bien se entiende tener salud y todos los satisfactores básicos: comida, bebida, vestido, hogar, transporte, etc. La felicidad incluye tener una buena familia, amigos, diversiones, etc.

Se puede hacer de dos maneras:

1. Se empieza con uno y luego va avanzando uno con cada uno de tus seres queridos, mencionando a cada uno por su nombre, luego los amigos, conocidos, vecinos, hasta abarcar a toda la humanidad e incluso a los animales.

2. Se empieza con uno y luego con los que están con nosotros en el mismo cuarto, en la misma casa, en el mismo barrio o colonia, en el mismo pueblo o ciudad, en el mismo estado o región, en el mismo país, en el mismo continente, en el mismo planeta, en el mismo universo, en el mismo plano de existencia, en todos los planos de existencia.

Uno repite lo siguiente.

1. Método por personas

“Que yo esté bien, en paz y feliz.

“Que mi madre esté bien, en paz y feliz.

Que mi padre esté bien, en paz y feliz.

Que mi abuelita esté bien, en paz y feliz.

Que mi abuelito esté bien, en paz y feliz.

Que mi hermana esté bien, en paz y feliz.

Que mi hija esté bien, en paz y feliz.

Que mi amigo tal esté bien, en paz y feliz”

etc.

2. Método geográfico

“Que yo esté bien, en paz y feliz.

Que todos los que estamos en esta habitación estemos bien, en paz y felices.

Que todos los que estamos en esta casa estemos bien, en paz y felices.

Que todos los que estamos en esta colonia o barrio estemos bien, en paz y felices.

Que todos los que estamos en esta ciudad estemos bien, en paz y felices.

Que todos los que estamos en este estado estemos bien, en paz y felices.

Que todos los que estamos en este país estemos bien, en paz y felices.

Que todos los que estamos en este continente estemos bien, en paz y felices.

Que todos los que estamos en este planeta estemos bien, en paz y felices.

Que todos los que estamos en este universo estemos bien, en paz y felices.

Que todos los seres en todos los planos de existencia estén bien, en paz y felices”.

Es una meditación muy poderosa y de protección, y permite cultivar el amor, la bondad y la compasión. Las tres fuerzas más poderosas en este universo.

YURI SERBOLOV

Recommended For You

About the Author: Papyrus